Serhs Food colabora en el innovador programa contra la desnutrición en niños con afectaciones neurológicas severas

El Consorcio Sanitario del Maresme, la Fundación Maresme y el Ayuntamiento de Mataró impulsan un innovador programa integral de tres fases con el objetivo de evitar la desnutrición de niños y adolescentes con afectaciones neurológicas severas que sufren disfagia y que, como consecuencia , tienen problemas para comer y beber con normalidad, lo que afecta a su salud y calidad de vida.

SERHS Food colabora en este proyecto integrándose en la prueba piloto que se está llevando a cabo en la escuela de educación especial L’Arboç de Mataró. Esta prueba piloto también es posible gracias al convenio firmado con el Ayuntamiento de Mataró, que aportará 14.000 euros anuales para compensar el sobrecoste de la adecuación de las dietas a las necesidades de los alumnos.

El programa incluye la creación de dietas adaptadas y seguras en base a 4 perfiles de diferentes pacientes, una intervención para mejorar la hidratación y un programa de formación para educadores y familias. Sin embargo, conocemos las diferentes fases que conforman este innovador proyecto.

 

Fase 1: investigación y diagnosis de la situación

A pesar del esfuerzo de los educadores y las familias por cubrir los requerimientos nutricionales de los niños y jóvenes de la escuela L’Arboç, la dificultad que estos tienen para tragar hace difícil el hecho de conseguir una óptima alimentación y nutrición. Ante esta realidad, el primer objetivo del proyecto fue realizar un estudio y evaluar la situación.

 

Fase 2: programa educativo

Durante el año 2021 se ha realizado un programa online para formar a las personas que cuidan del alumnado, tanto en el ámbito escolar como en el domicilio, así como en las familias.

Cristina Carol directora de la escuela de educación especial L’Arboç de la Fundación Maresme explica que “Cuanto más sabemos sobre disfagia, más nos damos cuenta de la incidencia que esta enfermedad tiene en una escuela como la nuestra, y más conscientes somos de su impacto en la salud de nuestro alumnado, todos con grandes afectaciones neurológicas En consecuencia, es clave que la comunidad educativa conozca la disfagia y sepa cómo actuar al respecto, por lo que valoramos muy positivamente esta intervención integral del CSdM para ayudar a mejorar la salud y calidad de vida de nuestro alumnado“.

 

Fase 3: comedor escolar adaptado

Este curso el comedor de la escuela L’Arboç está en proceso para llegar a la Triple Adaptación de la Dieta (TAD), que consiste en adaptar a las diferentes necesidades del alumnado las calorías y proteínas de los platos, así como su viscosidad y textura, potenciando las cualidades organolépticas para hacerlos sabrosos y atractivos.

SERHS Food, que ha trabajado junto con el CSdM, ha sido el encargado del desarrollo y preparación de estos platos.

 

Este programa de intervención integral en una escuela con alumnos con discapacidad neurológica servirá como experiencia piloto para poder después implementar el sistema en otros centros.Creemos que es un problema mucho más extendido de lo que pueda parecer y por eso todos los procedimientos que hemos diseñado de forma pionera, así como el desarrollo de las dietas adaptadas, servirán también para otras escuelas en situaciones similares“, afirma Pere Clavé.

Raimon Bagó, director general de SERHS Food, comenta que “nuestro objetivo principal ha sido siempre la satisfacción individual dentro de la restauración colectiva. Lo que comporta la adaptación de la alimentación a cada persona, una a una, según sus necesidades. En este caso todavía tiene mayor importancia y mostramos nuestro compromiso en esta colaboración”.

 

Los medios de comunicación también han hecho eco de la noticia. Lo podéis ver en La Vanguardia.

 

Comments are closed.